Estamos actualizando mi web, el funcionamiento puede verse afectado.
Estamos actualizando mi web, el funcionamiento puede verse afectado.
Blog

Mi guiso de lentejas

IMG_8075

El guiso de lentejas, como toda comida de olla es para hacer en cantidad, para compartir en compañía y pasar un buen momento al lado de un fueguito. En invierno se convierte en el mejor antídoto contra el frío y junto con una copa de tinto forman un seductor binomio y un bálsamo que devuelve el alma al cuerpo.

Ingredientes


500 gs de lentejas

300 gs. de panceta ahumada

6 cebollas de verdeo

1 vaso de vino tinto

300 gs. de salchicha parrillera

1 chorizo colorado

300 gs. de paleta

1 l. de caldo de carne

1 cda. de té de pimentón dulc

2 barritas de chocolate negro

Opcional
2 zanahorias

2 papas

2 batatas

Procedimiento

Hervir las lentejas en agua y sal gruesa aproximadamente media hora. No tienen que quedar completamente blandas ya que terminarán su cocción posteriormente en la olla. También se pueden dejar remojando en agua durante 12 horas para ablandarlas.

Cortar todos los ingredientes en cubitos y rodajas de manera que quede todo de un tamaño parejo como para comer comodamente con tenedor o cuchara.

Colocar la panceta en una olla grande y cocinar junto con la cebolla de verdeo. Cuando estén ambos ingredientes bien dorados, desglasar con un vaso de vino tinto. Agregar la salchicha parrillera, el chorizo colorado y por último la paleta con intervalos de 10’ cada uno. Agregar el caldo necesario bien condimentado con el pimentón diluido dentro del mismo la pimienta y las barritas de chocolate. ¡Shhhh! Si, chocolate. Le da un sabor exquisito y un brillo único, pero no lo cuenten porque es casi imperceptible, pero puede sugestionar y hacer fruncir las narices de los paladares más conservadores.

La guarnición vegetal es opcional, en caso de querer agregarla, este es el momento. Empezar por las papas, seguir por las batatas y terminar con las zanahorias, dejando un ntervalo de 10 minutos entre cada ingrediente.

Por último incorporar las lentejas precocidas.

Esta es la mejor parte; cuando todos los sabores le dan a la olla lo mejor de cada uno y se unen en perfecta armonía.

Dejar cocinando media hora más antes de servir.

Servir en cazuela, plato hondo o pancito ahuecado como muestra la foto y, contrario a lo que dice la etiqueta, ¡comer con cuchara!

Saborear y disfrutar. ¡Vale repetir!

Guardá esta entrada en Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribite a mi newsletter